Compartir

El 24 de agosto del presente año termina el plazo para que las organizaciones políticas presenten las firmas con el fin de ser reconocidas como tal ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

El Telégrafo

De ahí la autoridad electoral tiene un mes para el proceso de validación de firmas. Es decir, el 24 de septiembre se conocerá cuántas tiendas políticas nuevas son reconocidas por el organismo electoral. Actualmente existen 125 agrupaciones involucradas en este proceso. Tres son de carácter nacional, 20 de índole provincial, 98 cantonales y cuatro parroquiales. El Movimiento Diversidad Unida es una organización de carácter nacional que está tras este reconocimiento. Su representante legal, Fanny Campos, detalla que el martes 29 de mayo, el CNE revisará desde las 08:30, las 280.000 firmas presentadas, número mayor al que les solicitaron (197.000).

“Nosotros entregamos hace más de dos meses las firmas, y presentamos más porque por lo general hay gente que firma en otro lado y el sistema verifica eso, pero igual nuestra meta es llegar a las 500.000 y en dos semanas vamos a dar el tercer monto de firmas”.

La aspiración del Movimiento Diversidad Unida es participar en las seccionales de 2019 y también en las presidenciales de 2021. Por ello, Campos señala que trabajan en la definición de posibles cuadros y en el proceso de alianzas y acuerdos con otras organizaciones políticas.

La agrupación provincial Renovación Guayas también está en busca del reconocimiento del CNE. Alcides Gómez, integrante de la misma, detalla que el organismo electoral ya está revisando desde el pasado miércoles las más de 110.000 firmas presentadas.

Un número mayor a lo solicitado pues le pidieron 90.000. Sin embargo, su mirada está puesta más en las elecciones de 2021. “No sabremos si directamente tendremos tiempo para participar como movimiento propio en 2019, porque estamos en pleno proceso de aprobación.

Si la alcanzamos y otros movimientos ven en nosotros la posibilidad de participar en conjunto seriamente, no creo que haya inconveniente, aunque debemos analizarlo puertas adentro”, comentó Gómez.

Fuente: El Telégrafo