Compartir

El monto de lo sustraído ayer domingo en la agencia del Banco Pichincha, ubicada en un centro comercial de Manta, es de 1,4 millones de dólares, así lo confirmó esta tarde Johanna Cobeña, fiscal de turno que conoció la causa.

Fotografía: El Telégrafo

Las declaraciones se dieron tras la audiencia de flagrancia desarrollada esta tarde en la Corte de Justicia de Manta, en donde quedaron en libertad las tres empleadas que habían sido retenidas para investigaciones.

Cobeña indicó que aún no hay una denuncia formal por este caso y que al momento solo se investiga el robo, aunque podrían darse otras indagaciones como el presunto secuestro del que fueron objeto familiares de una de las empleadas bancarias.

Fuente: El Universo – Nota original: LINK