Compartir

En Chile se habilitaron 2.156 locales para que hoy sufraguen los chilenos. Ayer las Fuerzas Armadas y los carabineros asumieron el control de esos sitios con el objetivo de resguardar y asegurar el orden público.

EFE

Además desde las 00.00 horas del viernes, los militares y cuerpos de orden y seguridad están encargados de velar por el orden público en todas las regiones, provincias y localidades del país austral.

Hasta uno de los centros más tradicionales, el Instituto Superior de Comercio A-99, en el centro de Santiago, acudió el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, junto a la ministra de Transporte y Telecomunicaciones, Paola Tapia, para supervisar los trabajos de preparación previos a la celebración de los comicios.

En los comicios de este domingo, segunda vuelta de las elecciones presidenciales, se enfrentarán en las urnas el conservador Sebastián Piñera, candidato de la derechista coalición Vamos Chile, y el oficialista senador Alejandro Guillier, abanderado del conglomerado de centroizquierda Nueva Mayoría.

En la primera vuelta, el pasado 19 de noviembre, Piñera obtuvo 36,86% de los sufragios y Guillier 22,68%, en unos comicios en los que compitieron ocho candidatos, con una participación levemente superior al 46% de los votos, con un total de 6’676.319 electores que acudieron a las urnas. 14,3 millones fueron convocados.

El Gobierno de Chile pidió a su similar de Argentina una aclaración respecto de un vídeo grabado por el presidente Mauricio Macri en el que apoya a Piñera. Así lo señaló el canciller chileno, Heraldo Muñoz, en República Dominicana, en donde participa como acompañante de la segunda ronda de diálogo entre el Gobierno y la oposición de Venezuela.

Señaló que telefoneó a su colega argentino, Jorge Faurie, para manifestarle su preocupación por el mensaje. “Es altamente inusual que un presidente en ejercicio, como es el caso del presidente Macri, apoye a uno de los candidatos diciendo que no puede ser ‘objetivo’ por la amistad que tiene con uno de ellos”, agregó el canciller. Aseguró además que las declaraciones no afectarán las relaciones entre los países.

Fuente: El Telégrafo