Cientos de centroamericanos que viajan en caravana hacia Estados Unidos se lanzaron a cruzar el río Suchiate, en la frontera entre Guatemala y México. Guardias Nacionales los repelían con gases lacrimógenos.

Créditos: El Telégrafo.

Los migrantes llegaron en la madrugada al cruce fronterizo y pidieron a agentes migratorios paso libre por México, en su intento por llegar a Estados Unidos.

Los migrantes de la llamada caravana 2020, en la que también viajan familias completas con niños pequeños, se concentraron desde la madrugada en la aduana de Guatemala, en la ciudad Tecún Umán (suroeste).

Las autoridades guatemaltecas les permitieron ingresar al puente internacional Rodolfo Robles, que conecta a ambos países, y acercarse a unos metros de la reja del lado mexicano, fuertemente custodiada por agentes migratorios y guardias nacionales con equipos antidisturbios.

Ante la falta de respuesta, al mediodía, los migrantes se lanzaron al río desde la localidad guatemalteca de Tecún Umán. “Nos desesperamos por el calor que está afectando demasiado y más que todo es por los niños”, dijo el hondureño Elvis Martínez, de 33 años, mientras se apresuraba a saltar al río con los zapatos puestos.

Fuente: El Telégrafo, nota original aquí: LINK