Las instalaciones de Protección Fronteriza de Estados Unidos se encontraban en mala condición y no podían albergar a los niños migrantes no acompañados detenidos; por este motivo, el Gobierno los trasladó al departamento de Salud.

niños-detenidos-eeuu
Niños migrantes no acompañados se encontraban detenidos en instalaciones en mala condición. Crédito: CNN

Cerca de 250 niños migrantes que fueron retenidos en una instalación de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en Clint, Texas, serán trasladados al sistema de alojamiento del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) el martes 25 de junio, después de los informes de malas condiciones en la instalación.

“La semana pasada, la ORR identificó un espacio de refugio en su red para 249 (niños no acompañados) que se encontraban en las instalaciones de la Estación Clint de la Patrulla Fronteriza. Estos niños deberían estar todos bajo el cuidado del HHS a partir del martes”, dijo la portavoz del HHS, Evelyn Stauffer.

El anuncio se produce días después de que CNN informara sobre un equipo de abogados, médicos y defensores que advirtieron sobre lo que llamaron problemas importantes de salud e higiene en varias instalaciones de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU. en Texas, incluida la de Clint.

“Los niños tenían resfriados y estaban enfermos y dijeron que no tenían acceso al jabón para lavarse las manos. Era un limpiador a base de alcohol. Algunos niños que fueron detenidos por dos o tres semanas tuvieron solo una o dos oportunidades para ducharse“, dijo Clara Long, investigadora principal de Human Rights Watch, sobre la instalación de Clint.

Stauffer reconoció que los niños migrantes no acompañados “están esperando demasiado tiempo en las instalaciones de CBP que no están diseñadas para cuidar a los niños”, un resultado, dice, del número “sin precedentes” de niños que están llegando.

Al 10 de junio, más de 52.000 niños no acompañados han sido transferidos del Departamento de Seguridad Nacional a HHS, un aumento del 60% respecto al año pasado, dice HHS.

El gobierno de Trump presentó la semana pasada el argumento legal de que los niños migrantes detenidos no necesitaban cepillos de dientes, medicamentos y cobijas para poder estar en “condiciones seguras e higiénicas”.

Fuente: CNN, aliado estratégico de FM Mundo