Compartir

Un grupo de 41 exasambleístas constituyentes llegaron este miércoles al palacio de Carondelet para ofrecer su respaldo a la gestión del presidente Lenín Moreno y a su propuesta de la consulta popular.

Shutterstock

La asambleísta María José Carrión, quien defendía la inocencia del vicepresidente sin funciones Jorge Glas, fue la voz de los 41 constituyentes al entregar el pronunciamiento.

Los exconstituyentes indicaron que la consulta es un mecamismo para aportar pedagógicamente en la consulta que se hará al pueblo ecuatoriano. “Cuente con este equipo para el análisis de las preguntas para la consulta popular”, dijo Carrión.

El mandatario, dentro de su pronunciamiento en el que agradeció el apoyo de los exconstituyentes, volvió a cuestionar hoy al gobierno de su antecesor, Rafael Correa.

“En los últimos años en los que yo estuve ausente, de repente vi que se maltrataba a la Constitución, que empezaba a haber por parte del Ejecutivo un comportamiento algo siniestro, se vuelve siniestro por eso, empiezan a espiarse entre ellos mismos, empiezan a poner cámaras, cámaras para grabar al amigo, al compañero, al integrante del buró que viene a visitarme.., y después poder extorsionar, muy leal; pero en el momento que me quieren quebrar un principio, por favor que no me reclamen lealtad,… en el momento que me dicen por proteja a la gente corrupta, no me reclamen lealtad por favor”, dijo al respecto el primer mandatario.

Fuente: El Universo