Los $500 millones que aprobara el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), el 19 de diciembre pasado, llegaron a las arcas fiscales este 25 de diciembre.

Luego de este análisis realizado en Ecuador, los técnicos del FMI continuarán trabajando con las autoridades desde Washington. Crédito: Shuterstock.

Así se registró en los ingresos de la ejecución presupuestaria que publica diariamente el Ministerio de Finanzas.

Con ese desembolso, Ecuador llegó a ingresos por financiamiento por $9661 millones, cuando la víspera había registrado $9161 millones. 

Ayer, el viceministro de Economía, Esteban Ferro, confirmó en una entrevista radial que ese dinero ya está en el país y que uno de los objetivos del Gobierno es mejorar las condiciones del endeudamiento.

Explicó que esta deuda con multilaterales es más conveniente, pues los préstamos con el FMI llegan al 3 %. Se trata de una tasa baja, comparada con la que podría obtener el país en mercados internacionales (tasa de 11 %) o deuda china (8 % más colaterales).

También dijo que tras las conversaciones con el FMI y debido a la inestabilidad social en la región, se acordó moderar o flexibilizar las metas. Por ejemplo, dijo que la reducción del déficit al 2021 no deberá ser del 5 % sino del 3,9 %. Además, la meta de acumulación de reservas internacionales también ahora es más baja.

La meta de monetización de activos ahora solo toma en cuenta a la central Sopladora ($800 millones).

Mientras, la gerenta del Banco Central del Ecuador (BCE), Verónica Artola, informó que hacia abril del próximo año se estaría enviando la reforma al Código Monetario, que también es parte de los compromisos con el FMI.

Lo que buscan es tener un órgano colegiado independiente que tome decisiones para fortalecer las reservas y el balance.

Además, dijo que la economía ecuatoriana terminaría el 2019 con números negativos. Lamentablemente, los acontecimientos de octubre ocasionaron pérdidas por entre $700 millones y $800 millones y este será el factor que determine el decrecimiento, agregó.

Antes de octubre se esperaba que termine en 0,2 %, pero esta meta se ha revisado a la baja.

Indicó que para 2020 se esperaría un crecimiento de 0,7 % del producto interno bruto (PIB), apalancado en la minería (con más de $600 millones de crecimiento de exportaciones), construcción (que se incrementará por el bono social de vivienda) y exportaciones tradicionales. Dijo que no se espera aún la recuperación de consumo de hogares.

Plan de subsidios apunta a la gasolina extra

El viceministro de Economía, Esteban Ferro, informó ayer que se avanza en las mesas técnicas con distintos actores de la sociedad (transporte, indígenas) para concretar la reducción de los subsidios.

Explicó que la estrategia será primero aplicar las medidas a la gasolina extra. En este tema, dijo que hay varios mecanismos que se están analizando. Una opción es retirar el subsidio para carros de alta gama. Otro, en cambio, es subir el precio pero focalizar el subsidio a quienes lo necesitan.

Dijo que se han encontrado problemas al no existir un registro de las camionetas que se usan para trabajo. En este sentido, indicó que se podría pedir un registro a fin de que se hagan acreedores al subsidio.

En tanto, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, expresó que para el tema de la extra existen bases de datos cruzadas que permitirían poner parámetros sobre los cuales las personas reciban un subsidio menor o no lo reciban.

Y que se están procesando datos del SRI, de la Agencia Nacional de Tránsito y de otras entidades de Gobierno para que quienes tienen carros más caros paguen el precio real.

También que las camionetas de transporte sí necesitarían subsidio. “No se necesita subsidiar a quienes tienen capacidad de pago”, agregó.

Hay un software que permitiría a cada surtidor identificar al comprador y entregarle al precio correspondiente, dijo.

Fuente: El Universo – Nota completa: LINK