Compartir

La Asamblea Nacional debatió el Presupuesto General del Estado y la Ley de Reactivación Económica en una jornada que duró más de 6 horas. El Ministro de Finanzas dijo que prevaleció el interés de las grandes mayorías.

El Telégrafo

En medio de la convulsión política generada por la consulta popular, ayer la Asamblea Nacional aprobó el Presupuesto General del Estado (PGE) para 2018 y la Ley de Reactivación Económica.

El debate de ambos temas se desarrolló, sin interrupciones, durante alrededor de 6 horas y se resolvió con 71 votos afirmativos cada uno. Diversas voces de oposición observan sobreestimaciones en la proforma presupuestaria de $ 34.818 millones, la cual se aprobó con 12 recomendaciones, entre las que destaca la creación de un programa para saldar las deudas por concepto de incentivos a los servidores públicos jubilados.

La jornada se concentró en la ley económica. La mayoría legislativa dio paso a que la administración de dinero electrónico continúe bajo la responsabilidad del Banco Central del Ecuador (BCE). Así dejaron sin efecto la propuesta inicial de trasladar esa potestad al Sistema Financiero Nacional, compuesto por la banca pública, privada y cooperativas de ahorro y crédito.

Fuente: El Telégrafo