Compartir

En Notimundo, Henry Llanes, experto petrolero, criticó la actuación del personal de Petroecuador vinculado con los decomisos y perjuicios al Estado, pues -según consideró- conocían a la perfección cómo manejar el testaferrismo. Manifestó que la inversión en la Refinería de Esmeraldas hubiese servido para construir una nueva planta procesadora de al menos 100 mil barriles de petróleo.