Compartir

A pocos días para que llegue la Navidad, los locales comerciales sienten que ha habido un decrecimiento en las ventas en este año. Eduardo Cadena, director del Centro de Estudios y Análisis de la Cámara de Comercio de Quito, comentó, para Notimundo, su percepción sobre esta problemática.

Eduardo Cadena, director del Centro de Estudios y Análisis de la Cámara de Comercio de Quito, explicó, a Notimundo, a qué se debe la baja en las ventas en los locales comerciales, a pesar de estar en épocas navideñas.

Cadena aseguró que, actualmente, el país se encuentra en una recesión económica que afecta al comercio y también al consumidor. “Tenemos precios altos en muchos de los productos que se comercializan por las restricciones, por los cupos y por las salvaguardias. Además, tenemos un ingreso restringido de divisas, por lo tanto, las personas han optado por tratar de ahorrar un poco y restringir su consumo, lo que evidentemente ha afectado al comercio”, aseguró.

Por lo general, muchas de las tiendas empiezan a abastecerse a inicios de noviembre para lo que serán las ventas por Navidad. Sin embargo, son muchos los locales que no han colocado al 100% sus perchas, debido a que todavía no despuntan las ventas que, en años anteriores para estas temporadas del año, ya alcanzaban un buen porcentaje.

Cadena considera que, debido a la actual crisis, no existe confianza por parte de los consumidores ni suficiente producción en las empresas, lo que genera un círculo vicioso y las ventas no incrementan.

En muchos locales comerciales, las ventas del año pasado fueron mejores ya que hubo una mayor demanda. Existen tiendas en donde las visitas del consumidor por día no son tan altas, como ocurrió en años anteriores. También hay personas que han hecho sus compras en días de promociones, ya que de esa manera ahorran dinero.

Cadena afirma que los bonos que existen durante este mes, o los décimo tercer sueldos, de alguna manera  han impulsado las ventas. Sin embargo, los recortes en cuanto a nómina ,en los diferentes sectores, han hecho que, pese a estos incentivos, las ventas no incrementen mayormente. Asimismo, aseguró que más del 50% de la población económicamente activa no se encuentra en el sector formal y por lo tanto no reciben este ingreso adicional.

Finalmente, el experto considera que para incentivar e incrementar las ventas navideñas se debe generar expectativas adecuadas, seguridad y estabilidad para que así las personas consuman.