Compartir

La cantante madrileña Marta Sánchez estuvo a punto de terminar topless en un concierto, cuando su ajustado vestido le jugó una mala pasada y quedó semidesnuda en el escenario.

Instagram Oficial

En el concierto que la rubia ofreció en Torrelavega, Cantabria, la parte superior de su plateado atuendo se desprendió mientras cantaba el tema Critical.
Sin embargo la exvocalista del grupo ochentero Olé Olé no se desesperó y mantuvo la calma, mientras cantaba de espaldas al público cubriéndose el pecho, en lo que se colocaba una dorada chaqueta que le pasó una persona de su staff.