En Notimundo, Alberto Acosta, analista económico se refirió a las previsiones realizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que afirmó que la economía ecuatoriana decrecerá 4,5 % en este 2016.

Alberto Acosta Burneo, en Notimundo con Patricia Terán y Freddy Paredes, dijo que en las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reconocen los problemas de exceso de gasto por parte del Gobierno, por lo que recomiendan un ajuste del nivel de gasto hasta que sea sostenible. Esto habría sido basado en una contracción de la economía ecuatoriana de 6 000 millones de dólares, dijo. A estos factores se suma el endeudamiento “agresivo” que, según Acosta, no ha sido aceptado por el Gobierno y que ha criticado las previsiones como respuesta a la negativa de ajustar su gasto público.

Burneo también se refirió a los precios del petróleo y aseguró que el barril no volverá a tener un precio de 100 dólares como en años pasados. La única solución que tiene el Gobierno, a su criterio, es reconocer que hay un gasto público excesivo y posteriormente diseñar un plan para ajustar ese gasto que pueda nivelar la economía.

“Lo prudente es seguir la recomendación del FMI que es reducir el gasto y hacer un ajuste sostenible”, comentó. El analista económico añadió que en 2015, la economía se contrajo en 3,5 % en cuanto a inversión, consumo de hogares y la administración pública. Esa tendencia, según dijo, continuará en este 2016. Acosta Burneo insistió que se necesita un plan económico “coherente”.

Los requerimientos de financiamiento, para Burneo, deben ser proyectados a largo plazo, pero siempre evitando los mecanismos de financiamiento riesgosos para la salud de toda la economía, como es el uso de las reservas del Banco Central del Ecuador, el pago de los TBC de esa misma entidad, que dijo, no tienen respaldos líquidos y la compra de papeles del Estado.

La política del Gobierno que, a ojos de Burneo, ha fracasado, es “gastar más, invertir más”. “El costo de esta política fracasará porque afecta al sector empresarial que son los principales inversores. El Gobierno debería quitar el impuesto a la salida de divisas y ayudar a la producción para generar competitividad”, aseguró.

Finalmente, Alberto Acosta Burneo se refirió al dinero electrónico y dijo que es mucho más que un medio de pago y que puede llegar a ser una moneda alternativa al ser manejado por el BCE. El riesgo es que el uso del dinero electrónico no cuente con el respaldo de los activos suficientes.