Compartir

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional abrirá la puerta para un financimiento de USD 10 200 millones con los bancos multilaterales. Las tasas de interés no superan el 5% y los plazos son a 30 años, informó el presidente de la República, Lenín Moreno, en una cadena nacional efectuada la noche del pasado miércoles 20 de febrero de 2019.

lenin_moreno_acuerdo_fmi_efe
Créditos: Agencia EFE

Del monto comprometido, USD 6 000 millones provendrán de seis organismos multilaterales. Estos son: Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Banco Europeo de Inversiones, Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR), Agencia Francesa de Desarrollo.

El FMI, en cambio, aportará con USD 4 200 millones. El país ha alcanzado un acuerdo a nivel técnico, dijo el Gobierno. Aunque no se detalló el tipo de convenio logrado, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, había anticipado que buscaba un acuerdo de más largo plazo con el Fondo.

Este tipo de acuerdos se denominan Servicio Ampliado del Fondo (SAF), que suele apoyar programas de gobiernos que plantean la aplicación de medidas económicas de largo plazo, con reformas profundas para fortalecer la economía de un país. Los desembolsos pueden extenderse por un período de hasta cuatro años y el reembolso, de hasta 10 años. La primera vez que Ecuador recurrió al Fondo por una ayuda financiera fue en 1957, pero fue en 1961 cuando empezó a firmar acuerdos de Derechos de Giro, también llamados Stand-By.

Desde entonces ha firmado 18. De ellos, la mitad se firmaron desde 1 983 en adelante. El más reciente se concretó en el 2003, durante el gobierno de Lucio Gutiérrez. Estos compromisos se caracterizan porque apoyan la aplicación de un programa para economías en crisis, con períodos de implementación de hasta 24 meses. De confirmarse el SAF, sería es el primero que firmará Ecuador.

En ambos casos, la entrega de recursos está atada al cumplimiento de metas por parte de los países firmantes.  Estos detalles aún no se conocen y tampoco las reformas legales específicas que impulsará el Gobierno. El Mandatario informó que los organismos multilaterales decidieron “respaldar el Plan de Prosperidad del Gobierno”. El país también acordó con la Organización de Naciones Unidas un apoyo para monitorear que los recursos del Estado se destinen prioritariamente para la inversión social.

El Jefe de Estado señaló que el dinero permitirá generar nuevas oportunidades de trabajo y empleo para aquellos que aún no encuentran un puesto estable.  Citó como ejemplo los programas de teletrabajo para madres con niños pequeños. El Mandatario también prometió más seguridad, cumplir con los bonos para personas de la tercera edad contemplados en el programa Mis Mejores Años y pagos más expeditos para los proveedores, municipios, universidades y anticipos para el inicio de obras.

Entre estas últimas están el arranque de las carreteras Río 7 Huaquillas, el puente de Tachina, el Hospital Verdi Cevallos o el Pablo Arturo Suárez, los puertos de Manabí o Esmeraldas, entre otras. Moreno aseguró que no le interesa el poder, sino el bienestar del país y consideró que ha tomado decisiones cruciales, que están siendo apoyadas por la comunidad internacional. “Sé cómo salir de la crisis”, aseguró en la cadena nacional.

Estas declaraciones son el resultado de la misión técnica que está en el país desde 11 de febrero pasado. Los de acuerdos preliminares alcanzados entre el Fondo y los gobiernos, como el anunciado ayer, suelen contener un diagnóstico de la economía, un plan de medidas de acuerdo con las prioridades y el programa económico del país así como las metas de cumplimiento. El anuncio de ayer es un primer paso antes de que se realicen los desembolsos. El documento debe ser ahora analizado y aprobado por el Directorio del Fondo. Luego de eso, el país recibirá un primer desembolso.

Todo el proceso termina en la firma de una carta de intención, que es el documento que detalla las metas económicas propuestas por los gobiernos, como compromisos para obtener y mantener el financiamiento del Fondo, explicó días atrás José Vásconez, docente de la Universidad Internacional, quien añadió que en seis décadas de acuerdos, la mayoría de las veces Ecuador no cumplió con las metas que fijó en las cartas de intención y por lo tanto no recibía los montos establecidos en los períodos acordados (ver gráfico).

Fuente: El Comercio – Nota Original: LINK