Compartir

Adele se vio obligada a cancelar los dos últimos conciertos de su gira mundial 123-Stop, tras perder sus cuerdas vocales.

Desde febrero de 2016 la artista ha estado realizando el tour promocional de su más reciente producción discográfica, 25, estrenada en 2015.
Según dio a conocer “por recomendaciones médicas, simplemente estaba incapacitada para presentarse”.
Ambos conciertos restantes no podrán ser reprogramados por lo que procederán a reembolzarle el dinero a los fanáticos.