Verónica Artola, gerente del Banco Central del Ecuador, explicó que junto con el Banco Mundial determinaron las pérdidas económicas durante las protestas de octubre ascienden a USD 821 millones, que corresponde a daños de bienes y comercio.

Créditos: Archivo

De ese monto, USD 120 millones corresponde a daños de bienes muebles e inmuebles y USD 701 millones a pérdidas económicas, es decir, ingresos no percibidos por falta de ventas.

El sector más afectado fue el productivo cuyas pérdidas y daños suman USD 465 millones, es decir 56,7 % del monto total seguido de infraestructuras con USD 312,34 millones, equivalente al 38 %.

Todas las pérdidas significaron un impacto negativo del 0,13 % en la previsión del Producto Interno Bruto para 2019 a precios constantes. La gerente del BCE indicó que el crecimiento del año pasado será negativo y se ubicará en el -0,08 %.

Al hacer una comparación, Artola explicó que los  USD 821 millones en pérdidas “significarían que 173 mil familias no recibieron el ingreso básico durante todo un año, es como decir que esos 15 días implicaron todas las exportaciones de cacao de Ecuador un año, que durante seis meses no ingresó ningún turista al país.

También implicaría que durante todo un año no se produjo leche. Esos 15 días significarían que durante 5 años no se produjo una sola papa en este país”.  La funcionaria señaló que exponiendo estas cifras no se trata de buscar culpables, sino de llamar a la reflexión.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original: LINK