Compartir

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) dijo que respeta la decisión de Ecuador de abandonar el bloque, pero consideró que con esa medida se suma a los "esfuerzos de algunos Gobiernos de la región por buscar la salida" del presidente venezolano, Nicolás Maduro, del poder.

El Telégrafo

“El utilizar la situación política actual del pueblo de Venezuela y así sumarse a los esfuerzos de algunos Gobiernos de la región por buscar la salida del Gobierno del presidente Nicolás Maduro deja claro la línea que Quito ha decidido asumir”, señala un comunicado del bloque difundido en Caracas.

El secretario ejecutivo de la ALBA, el excanciller boliviano David Choquehuanca, “lamenta las declaraciones del canciller ecuatoriano”, José Valencia, sobre el retiro del bloque, indica el texto. “La anunciada salida, coincide con la estrategia política que se desarrolla actualmente en Suramérica por parte de algunos Gobiernos de atacar la integración latinoamericana y caribeña como por ejemplo ya ha venido ocurriendo con la Unasur y que con seguridad se extenderá a otros espacios de integración”, prosigue el comunicado de la ALBA.

El bloque, nacido en 2004 como una alternativa al Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA), impulsada en su momento por Estados Unidos, aseguró sin embargo que tomó “debida nota” y que “respeta esta decisión” de Ecuador.

“El noble y aguerrido pueblo ecuatoriano seguirá siendo parte importante y protagónica de la ALBA y de la integración de los pueblos de nuestra América”, agrega el comunicado.

Ecuador anunció este jueves 23 de agosto su salida de la ALBA en respuesta a la crisis humanitaria en Venezuela, un país del que progresivamente se ha ido distanciando desde que Lenín Moreno llegó a la Presidencia ecuatoriana, en mayo de 2017. La decisión fue anunciada en un encuentro de varios ministros en el Palacio de Carondelet, sede de la Presidencia, donde se abordaba el problema del masivo flujo de venezolanos que han llegado a ese país desde comienzos de año.

El canciller Valencia destacó que se trata de un problema que no puede “ser encarado por un país individualmente”, sino que exige “una respuesta de todas las naciones de la región”, y que la salida de Ecuador de la ALBA lo que trata precisamente es de impulsar esa solución.

“La salida de ciudadanos venezolanos de su país es consecuencia de la crisis económica y política de Venezuela. Las repercusiones son regionales, sin embargo, Ecuador será siempre solidario”, advirtió el jefe de la diplomacia ecuatoriana.

Fuente: EFE