Compartir

El expresidente peruano Alberto Fujimori sufrió hoy (3 de octubre del 2018) una descompensación al enterarse de que la Justicia le anuló el indulto a su condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, lo que le llevó a ser hospitalizado, aseguró hoy el excongresista fujimorista Alejandro Aguinaga.

Efe

Aguinaga, médico personal de Fujimori, afirmó hoy a periodistas que la orden judicial de retornar a prisión ha provocado en el expresidente “una reaparición del cuadro de fibrilación auricular paroxística“, uno de los males crónicos que ya sufría antes de recibir el indulto. Acompañado a esto existe una caída de la presión arterial, según indicó Aguinaga en declaraciones a periodistas en la puerta de la clínica, donde Fujimori permanece rodeado de sus hijos y en una unidad de cuidados intermedios.

El exparlamentario señaló que la sentencia causó sorpresa porque, en su opinión, el indulto otorgado a Fujimori por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski la pasada Navidad está contemplado en la Constitución. “El Presidente de la República está facultado para dar un indulto y el Poder Judicial no está facultado para anularlo”, apuntó el galeno. Sin embargo, la sentencia del juez Hugo Núñez, del Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema de Perú, concluyó que el indulto no solo contiene irregularidades en su tramitación sino que también contraviene los compromisos internacionales suscritos por el Estado peruano en materia de derechos humanos.


Fuente: El Comercio