Compartir

Alejandro Fernández nuevamente se encuentra en el centro de la polémica, y no por su demanda a Luis Miguel, sino por su aparente problema de alcoholismo.

En esta ocasión, el cantante fue sorprendido por la prensa al salir de un auto y respondió aparente borracho.
En un video que circula en las redes sociales se puede observar cómo Fernández sale de un auto para hablar con la prensa que lo esperaba.
“A ver, un minuto. Muy buena noche”, dijo el artista al comienzo.
“A ver, a pistear todo el mundo se pone. No se pongan de fresas, cabrones. No me mamen”, continúa entre risas.
En la imagen siguiente se ve al cantante con las palmas juntas en alusión a la expresión de saludo originaria de India, riendo e inhalando, antes de pronunciar “mamasté” de forma errónea, en vez de “namasté” como agradecimiento.