Compartir

Alejandro Fernández podría ingresar a una clínica de rehabilitación, tras varios escándalos que ha protagonizado en estado alcohólico.

Carlos de la Torre, representante del “potrillo”, visitó personalmente las instalaciones de algunas clínicas especializadas para dar terapias a adictos, por supuesto que sin decir el nombre del paciente.
Se llevó toda la información y fotos de los lugares visitados, así como una revista de la asociación de alcohólicos anónimos, según informa el diario Basta!.
El más reciente escándalo que protagonizó Alejandro, fue durante un vuelo comercial de Aeroméxico que se dirigía de CDMX a Guadalajara, mostrando un video del accidente ocurrido en Durango, tratando de crear pánico entre los pasajeros diciéndoles que eso mismo les podría pasar, por lo que fue obligado a bajar del avión junto a su novia Karla Laveaga.