Filipinas declaró este lunes el estado de alerta nacional por un grave brote de dengue, con más de 106 630 casos registrados en la primera mitad del año y 456 muertes, la mayoría de niños menores de cinco años.

CNN en Español

La propagación del dengue ha crecido un 85% respecto al mismo periodo del año anterior, informó hoy en rueda de prensa el ministro filipino de Sanidad, Francisco Duque, quien aclaró que no se trata todavía de una epidemia nacional, aunque sí se puede hablar de epidemia en cuatro regiones del centro del país.

Duque anunció que el Departamento de Salud ha activado el “código azul” -alerta nacional- en coordinación con la Oficina Nacional de Reducción de Riesgo de Desastres, para vigilar la situación.

El ministro advirtió de que es importante buscar atención médica tan pronto como se manifiesten los primeros síntomas de dengue, como fiebre, dolor severo en las articulaciones y músculos, náuseas, erupciones cutáneas y sangrado.

“Por lo general, los pacientes llegan a los hospitales bastante tarde, cuando ya se han producido complicaciones, como hemorragias internas, o con el corazón u otros órganos afectados. La detección temprana es crítica”, subrayó Duque. 

Fuente: El Comercio y Agencia EFE – Nota Original: LINK