Compartir

El gabinete ministerial, liderado por la vicepresidenta (e) María Alejandra Vicuña, dio su respaldo a la consulta. Otra facción de PAIS, aupada por Ricardo Patiño, criticó la iniciativa gubernamental.

Agencia Andes

“Llegó la hora de renovar el proceso. Tenemos derecho a reconocer nuestros errores, a reflexionar y a corregirlos con la convicción de que el poder hay que ejercerlo de manera honesta”, aclaró la vicepresidenta encargada, María Alejandra Vicuña, en una declaración arropada por todo el gabinete ministerial.

Al vestíbulo de la Vicepresidencia llegaron 35 integrantes del Gobierno, entre ministros, secretarios, directores y exasambleístas. Vicuña los llamó “el gabinete de Alianza PAIS”. La segunda mandataria reconoció que en los 10 años del Gobierno se han registrado “incontables logros”.

Pero dijo que no deben sorprenderse de que el presidente Lenín Moreno en los primeros cinco meses de gestión haya colocado los cimientos de la segunda etapa de la revolución. También aclaró que una transformación sin ética no es revolución, por eso apuntó a la transparencia. “Quien haya cometido algún delito o no haya estado apegado a los principios centrales de la revolución ética, debe asumir los errores de sus actos”, manifestó respecto a la lucha contra la corrupción.

Lamentó que parte de los dirigentes de Alianza PAIS “haya decidido estar de espaldas a las demandas de la gente”. “Cuando se critica sin fundamentos el diálogo que ha llevado a cabo el Presidente, es olvidar los fundamentos y principios que dieron vida a nuestro movimiento”.

Fuente: El Telégrafo