El uso legal del cannabis a lo largo del mundo se sigue ampliando y ahora llegará a un país con una de las cocinas más destacadas, Italia.

Créditos: Redes sociales.

A Italia podrán llegar ya alimentos elaborados en el país con ingredientes a base de cannabis, como pan, dulces o cerveza. La razón: un esperado decreto que estipula por primera vez límites en el uso de la popular sustancia psicotrópica.

Italia cuenta desde 2016 con una ley que permite el cultivo del cannabis “sativa” para fabricar, entre otras cosas, cosméticos, abonos, materiales de construcción biológicos, productos textiles, combustibles biomasa, abonos y también alimentos y bebidas.

No obstante, para elaborar comestibles, primero se debían aclarar los límites permitidos de tetrahidrocannabinol (THC), la sustancia psicoactiva del cannabis. Y esto es lo que acaba de ocurrir.

La Gaceta Oficial del Estado publicó un decreto del Ministerio de Salud que establece la cantidad máxima de THC que pueden tener los alimentos hechos con semillas, harina o aceite del cannabis.

En el caso de la harina obtenida con semillas o integradores de la planta solo puede tener 2 miligramos por kilo, mientras que el aceite no podrá superar los 5 miligramos por la misma cantidad.

La entrada en vigor del decreto fue muy celebrada por el sector, pues abrirá las puertas de un mercado hasta ahora cerrado para los agricultores italianos, explica a Efe Stefano Masini, experto en Derecho Agrícola de la asociación de cultivadores “Coldiretti”.

Fuente: Expreso, nota original aquí: LINK