Compartir

Veinticinco años después de que la ecuatoriana Lorena Bobbit se hiciera célebre por herir a su esposo John, Amazon Prime anuncia un documental que se llamará Lorena. Exclusivamente se estrenará el 15 de febrero en Amazon Prime Video, después de su estreno mundial en el Festival de Cine de Sundance, que tendrá lugar el martes 29 de enero.

Ecuavisa

En un video, publicado por la empresa Amazon este martes 8 de enero, en 2,20 minutos se recuerda que una noche de junio de 1993, Lorena Gallo cortó con un cuchillo el pene de su esposo tras años de sufrir abuso durante su matrimonio.

Dirigida por el aclamado cineasta Joshua Rofé (Lost for Life), ‘Lorena’ explica la realidad del notorio caso de John Wayne (1967) y Lorena Bobbit (1970), joven de origen ecuatoriano que pasó a formar parte de la cultura popular después de seccionar el pene de su marido.

El caso supuso una oportunidad fallida para un debate a nivel nacional sobre el acoso sexual en América. Esta documental dividido en cuatro partes es producido por Jordan Peele, ganador del Óscar por Déjame salir, y cuenta con los testimonios de todos los protagonistas de aquel caso, incluida la propia Lorena. Lorena Gallo, una joven ecuatoriana que se haría conocida mundialmente con el nombre de Lorena Bobbit, emigró a los 16 años junto con su familia a los Estados Unidos en busca de mejores expectativas de vida.

Tres años más tarde, la joven se radicó definitivamente en el gran país del norte después de casarse con John Wayne Bobbitt, un robusto y bien parecido marine del Ejército de Estados Unidos, tres años mayor que ella. La pareja se casó en junio de 1989 y de inmediato se mudó a una casa en Manassas (Virginia).

Sin embargo, al poco tiempo, el matrimonio se vería afectado por la supuesta adicción al alcohol de John, quien según su joven mujer era “infiel y violento”.

La mujer, quien se ganaba la vida vendiendo cosméticos, incluso aseguró que una vez había quedado embarazada, pero el marine la habría obligado a abortar, un suceso que según Lorena, la traumó “de por vida”.

Durante un tiempo, Jhon se dedicó a ser actor porno, en tanto Lorena volvió a su oficio como peluquera; se casó nuevamente, tiene una hija y aunque por muchos años prefirió el anonimato y comenzó a apoyar a mujeres maltratadas, ahora reaparece en este documental nombrado como ella.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original: LINK