Martín Enríquez, supervisor de la Agencia Metropolitana de Control (AMC), indicó que durante el primer fin de semana de julio, se realizaron 196 operativos de control. Los mismos que tuvieron un contingente de 166 agentes. Aseguró que se intervinieron 6 fiestas clandestinas y se despejó un promedio de 600 personas que incumplieron con las medidas de bioseguridad. Esto a pesar de que la capital se mantiene como la ciudad con mayor número de casos de COVID-19 a nivel nacional, al reportar 152.757 contagios.

Créditos: Twitter, AMC

En NotiMundo al Día, el supervisor de la AMC, Martín Enríquez, manifestó durante el 3 y 4 de julio se evidenció un “crecimiento considerable“, en relación a la indisciplina ciudadana en Quito. Esto en comparación al anterior fin de semana, cuando todavía no regía la medida de libre movilidad, durante las 24 horas, en días de descanso.

Indicó que el “común denominador” es la irresponsabilidad de los ciudadanos y la falta de consciencia al respecto de la pandemia de coronavirus. Precisó que recibieron varias denuncias de aglomeraciones en restaurantes y parques metropolitanos, donde se evidenció la falta del uso de la mascarilla.

Por otro lado, señaló que la suspensión de actividades en locales comerciales fue otro tópico en los operativos. Indicó que en diferentes sectores de la ciudad se encontraron establecimientos que llevaban a cabo actividades diferentes a las que llevan en sus Licencias Metropolitanas Únicas para el Ejercicio de Actividades Económicas, (LUAE). Por ejemplo, varios locales comerciales se convirtieron en discotecas o lugares de diversión nocturna.

Escucha la entrevista completa AQUÍ: