Compartir

La legisladora del movimiento Creo, Ana Galarza, acudió a la Fiscalía General del Estado para señalar casillero judicial e impugnar la denuncia presentada por su exasesor, Lenín Rodríguez.

Ana Galarza acudió a la Fiscalía - Twitter

La asambleísta acudió a la Fiscalía acompañada de su abogado, Marcelo Dueñas, pasadas las 11:00 de este jueves, 10 de enero del 2018. Galarza manifestó que “está dando la cara” y calificó a las acusaciones en su contra como calumnias. Agregó que no tienen ninguna prueba en su contra y que lo que se busca es “impedirle que siga fiscalizando”.

El martes 8 de enero Lenín Rodríguez denunció a Galarza en la Fiscalía General del Estado por concusión, enriquecimiento ilícito y uso doloso de documentos falsos. La defensa de Rodríguez denunció que presuntamente se falsificó las firmas de una asesora de Galarza y que se desvió su sueldo. También presentó un reporte de un supuesto mal uso de la tarjeta electrónica para ingresar al Palacio Legislativo.

La asambleísta cree ser víctima de una persecución política. “No existe más que el audio de un tercero que me calumnia a mi y a terceras personas. Quieren satanizar el trabajo fiscalizador y no lo vamos a permitir”.Ante la posible confirmación de una comisión multipartidista que investigue el caso al interior de la Legislatura, Galarza dijo que en ese espacio presentará sus descargos. “Demostraremos que lo que existe es odio por haber sido separado de mi equipo de trabajo. Lo que quiere causar es daño“.

Galarza acusó a Lenín Rodríguez de ser un “doble agente” mientras fungía como su asesor. “En nuestro despacho fiscalizabamos y en al otro lado iba a dar información. No es solo traición para mí, sino para el país”, señaló Galarza. La legisladora dio unas breves declaraciones y abandonó la Fiscalía.

Lee también: El exasesor de Ana Galarza presenta denuncia en Fiscalía General del Estado

En los exteriores del predio se agruparon 15 personas con carteles de respaldo a Galarza. Marcelo Dueñas, abogado de la asambleísta, sostuvo que hay preocupación de que el denunciante quiera protegerse con la Fiscalía para que se investiguen los delitos que “él no va poder probar”. Lo impugnación de la denuncia “rechaza las acusaciones maliciosas en contra de la asambleísta“, aseveró Dueñas.

Además, dijo que si Lenín Rodríguez conocía de algún hecho irregular y no lo denunció a tiempo, se convertiría en cómplice y también podría ser sancionado. “El denunciante cita a terceros porque no tiene nada en contra de la asambleísta”, dijo el abogado.

Fuente: El Comercio – Nota original: LINK