Compartir

Para la edición de “Más allá de los hechos” del 7 de abril 2017, Estéfani Espín entrevistó a tres figuras públicas, con quienes desarrolló un análisis de los resultados electorales luego de la segunda vuelta presidencial. Los invitados fueron Fausto Camacho, exvocal del Consejo Nacional Electoral (CNE) y coordinador del Observatorio Nacional Electoral; Álvaro Sáenz, delegado de Alianza País frente al CNE; y Aparicio Caicedo, asesor político y jurídico de Guillermo Lasso.

Presuntas irregularidades del proceso electoral 

Claro y sin titubeos, Fausto Camacho dijo que el Consejo Nacional Electoral “no ha mantenido independencia y ha procedido varias veces en contra de normas legales expresas”. Con ello se refiere a las peripecias del procesamiento de datos ocurridas desde el domingo 2 de abril y el “grave” anuncio de Juan Pablo Pozo, presidente del CNE al declarar que la proyección de los resultados es irreversible, sin antes haber atendido los pedidos de impugnación y reconteo. Fausto Camacho calificó a este anuncio como un “posicionamiento político”, mas no “institucional democrático”.

“Una impugnación puede cambiar el resultado en cualquier elección”, mencionó el exvocal del CNE, “si se demuestra que existen hechos que podían anular mesas o varias los resultados”.

El CNE debe tramitar cualquier recurso que se le plantee e, incluso, podría presentarse una posible nulidad de escrutinio por las Juntas Provinciales Electorales ante el Tribunal Contencioso Electoral. Por este motivo indicó Fausto Camacho, Lenín Moreno “jurídicamente no es el presidente electo”.

Alianza País y su posición

Consecuente con la declaración del presidente Rafael Correa, Álvaro Sáenz, delegado de Alianza País, dijo que el movimiento no tiene temor alguno del reconteo de votos. Al contrario, “nos parece bien y conveniente”; y de ser necesario, “que se abran las urnas”.

Álvaro Sáenz ratificó la transparencia y rigurosidad del control electoral, que afianzan el resultado originalmente emitido. “Hemos alcanzado a recontar más del 97% de las actas (…) Encontramos que 2% de actas tuvieron inconsistencias numéricas” y fueron ya procesadas en la Audiencia Pública de Escrutinio Provincial, mencionó. Por esto, Álvaro Sáenz cuestionó al movimiento CREO por no haber reportado las inconsistencias que reclaman a la audiencia la misma noche de la elección.

El control de las actas, dijo el delegado, “puede hacerlo cualquier ecuatoriano metiéndose en la página” del Consejo Nacional Electoral.

Exigencias del movimiento CREO

Aparicio Caicedo fundamenta la petición de impugnación sobre los resultados electorales con la evidencia recopilada por César Monje, director del movimiento CREO, y su equipo. Con ello, “pudimos demostrar que existe un grado de anomalía  sistemático y generalizado que nos hablan de la posibilidad de un fraude electoral”, dijo Caicedo

Las irregularidades, indicó, son detectables únicamente mediante un escrutinio general “para demostrar la profundidad del tema”; es menester un recuento total de las actas para CREO. Los representantes exigen, además, saber qué ocurrió durante el supuesto apagón del sistema del Consejo Nacional Electoral; pues “todo el Ecuador se quedó a oscuras”, comentó. “Ellos siguieron ingresando información pero sin el escrutinio público”.