En septiembre próximo se cumplirán cuatro años desde que Angelina Jolie solicitara el divorcio a Brad Pitt, sorprendiendo a los fanáticos de la pareja.

Instagram Oficial

Desde entonces han sido muchas las especulaciones respecto a la razón del quiebre, entre ellos presuntos malos tratos del protagonista de “Ad Astra” hacia sus hijos, así como también problemas con el alcohol. En febrero de 2017, Jolie habló por primera vez sobre la separación, asegurando entonces que “somos y seremos por siempre una familia”.

Tres meses después, Pitt reconoció que la bebida había comenzado a ser un problema y reveló que llevaba varios meses en terapia para dejar el alcohol.  Ahora, la actriz de “Maléfica” volvió a referirse al tema en una entrevista con Vogue India, asegurando que se separó “por el bienestar de mi familia y que fue la decisión correcta”.