Hace un año y medio, los medios del espectáculo informaban la separación de Angelina Jolie y Brad Pitt a casi tres años de su matrimonio. La relación, que se extendió por más de diez años, tuvo un comentado final que se atribuyó a problemas del actor con el alcohol.

A un año y medio de anunciar su quiebre, ambas celebridades habrían logrado un acuerdo de divorcio.
De acuerdo a The Sun, la expareja ya tendría pactado todo lo que refiere a sus seis hijos.
El avance de los papeles legales tendría directa relación con el bienestar de la familia.
“Ambos decidieron que era crucial para los niños que tuvieran una relación respetuosa”, señaló una fuente al diario británico. Los trámites del divorcio habrían demorado más de lo esperado ya que, según reporta el medio, los actores “no pueden ni estar en la misma habitación”.