Compartir

El pasado 29 de septiembre los dirigentes del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik (PK) oficializó su apoyo al exgeneral Paco Moncayo (ID) en su intento por llegar a la Presidencia, mientras que el 22 de octubre lo hicieron directivos la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie).

El Telégrafo

El pasado 29 de septiembre los dirigentes del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik (PK) oficializó su apoyo al exgeneral Paco Moncayo (ID) en su intento por llegar a la Presidencia, mientras que el 22 de octubre lo hicieron directivos la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie).

Si bien la decisión de respaldar el Acuerdo Nacional por el Cambio la tomaron líderes nacionales como Lourdes Tibán (PK) y Jorge Herrera (Conaie), las bases en la Sierra centro tienen opiniones divididas frente al tema.

En Chimborazo, por ejemplo, para Carlos Satián, presidente de la Confederación del Movimiento Indígena de Chimborazo (Comich), el apoyo a Moncayo no fue socializado en la provincia, por lo que no reconocen dicho acuerdo.

“La señora Tibán está bailando de ‘izquierda a derecha’ y esto para el movimiento indígena tiene una opinión muy crítica. Sin conversar con las bases no se puede tomar una decisión como esta, ella obedece a intereses personales”, dijo Satián.

Enfatizó que PK provincial es orgánico. “Nosotros vamos de abajo hacia arriba, no viceversa y la opinión de las bases es necesaria para cualquier decisión”.

Contó que la semana pasada el candidato Moncayo llegó a Riobamba con Tibán, lo cual se dio en medio de muestras de rechazo por parte de las bases indígenas.

Frente a la división, Rafael Lucero, coordinador provincial de Pachakutik, dijo que las próximas semanas se examinará la posición del partido en un Consejo Político que agrupará a las bases de Chimborazo. “Son nuestros militantes, nuestra gente y nuestras autoridades las que analizaremos con mucha seriedad esta situación, mientras tanto  seguimos con nuestra postura política”, recalcó. Algo parecido sucede en la provincia de Tungurahua.

Rosa Jerez, presidenta del Movimiento Indígena Tungurahua (MIT), señaló que si bien se ha planteado el apoyo a Moncayo, los gremios indígenas están analizando si las propuestas del candidato satisfacen las necesidades del sector.

Situación en Cotopaxi En Cotopaxi el apoyo parece ser mayor entre los simpatizantes del bloque y dirigentes de importantes localidades de la provincia, como las parroquias Toacaso y Pilaló, de Latacunga y Pujilí, respectivamente.

“Cuando fue alcalde de Quito hizo obras. Esperemos que de llegar a la Presidencia su predisposición de trabajo sea la misma”, dijo José Llumitagsi, de Toacaso, quien milita en PK desde hace una década. Ángel Pallo, de la comunidad Apagua de Pujilí, también está de acuerdo con el apoyo de PK a Moncayo. “Principalmente por ser candidato de la Sierra, pues es necesario que se alternen mandatarios de diferentes regiones del país a fin de garantizar la equidad. Otro aspecto que agrada es que es izquierdista y se muestra afín a la no criminalización de la protesta social”, indicó.

Para Martha Jaya, integrante de PK en Latacunga, lo ideal habría sido competir con candidato propio, “pero ante la coyuntura política que atraviesa el país es necesaria la unidad”. Ella pertenece al Colectivo de Mujeres Omixe, que apoya a Moncayo con miras a presentar proyectos sobre igualdad de género.

Malestar en la Ecuarunari

Carlos Pérez Guartambel, líder de la Ecuarunari, cuestionó verbalmente y a través de una carta pública el apoyo indígena a Moncayo.

Afirmó que es reprochable que Moncayo comulgue con el Centro Democrático, de Jimmy Jairala, prefecto del Guayas que hasta hace poco era afín a PAIS. También cuestionó que busque como binomio a un banquero, pues cree que el vicepresidenciable debería ser Tibán o incluso Martha Roldós.

Además, criticó que el general hable de que la minería es sustentable pese a que científicamente “eso es una farsa”. “Estamos denunciando para que luego nuestras bases no nos reclamen que no hemos hablado ante algo que va en contra de todas nuestras ideologías”, manifestó ayer Pérez Guartambel.