Compartir

Ariana Grande sabía que su exnovio Mac Miller enfrentaba problemas con las drogas, y según la revista Star, fue porque no logró cambiarlo que ella desistió de la relación.

Instagram Oficial

Una fuente contó que los dos comenzaron a pelear mucho por los vicios y comportamiento errático del músico, y Ariana finalmente decidió dejarlo.
“Ella intentó y mucho ayudarle, y amenazó varias veces en dejarlo, hasta que ella decidió elegir entre su carrera y él”, cuenta la fuente, agregando que Grande fue una buena influencia para el cantante, pero él no podía manejar con sus propios demonios.