Compartir

56 firmas de asambleístas de CREO, PSC, SUMA, BIN, IND, y de RC respaldan una solicitud de juicio político en contra de la vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña, por concusión.

El Telégrafo

Este jueves, ante el pleno de la Asamblea, el legislador Fabricio Villamar solicitó al inicio de la sesión que se incorpore un proyecto de resolución para definir la suerte de la segunda mandataria de Ecuador.

Para Villamar, hay tres alternativas frente a este capítulo del Caso Diezmos, que se refiere a aportes económicos, que de acuerdo a las afirmaciones de la funcionaria eran aportes voluntarios de los adherentes o afiliados a los partidos políticos. Puede ser renuncia, juicio político o destitución vía Contraloría.

Se hará en base a causales contempladas en el Art. 129 de la Constitución, dijo el ponente del juicio, quien instó a Vicuña a renunciar “como un acto de delicadeza para la república, para ahorrarle a ella misma la verguenza de llevarla a juicio porque dijo que, con certeza, será destituida”.

Villamar es consciente de que el juicio político puede tener una demora por falta de conformación de la Corte Constitucional que debería calificar ese acto, pero considera que también en última instancia siempre puede actuar la Contraloría. “No sería la primera vez que el Contralor pide la destitución de un funcionario corrupto”.

Antes de ingresar al Pleno, la presidenta del Legislativo, Elizabeth Cabezas, dijo que no ha recibido notificación de la justicia ecuatoriana para emitir documentos de cuando Vicuña fue parlamentaria. 

Fuente: El Universo – Nota original: LINK