Compartir

Como parte del calendario postelectoral, el Consejo Nacional Electoral (CNE), entrega las credenciales a los 15 asambleístas nacionales, 6 del exterior y 5 parlamentarios andinos, quienes obtuvieron una curul en las pasadas elecciones del 19 de febrero.

El Telégrafo

Con ese documento, los nuevos funcionarios podrán legislar durante el periodo 2017-2021. Respecto a los asambleístas nacionales, PAIS ubicó 7 legisladores, entre ellos, el candidato más votado, José Serrano, quien hoy fue el primero en recibir la credencial.

También destacan los reelectos Gabriela Rivadeneira y Carlos Viteri. Completa la lista Viviana Bonilla, Carlos Vera, Augusto Espinosa y Liliana Durán.

En cambio, por la oposición obtuvieron una curul: Guillermo Celi, Mae Montaño y Fernando Burbano, de CREO-SUMA; mientras que por el Partido Social Cristiano están Cristina Reyes, Paola Vintimilla y Henry Kronfle. Izquierda Democrática y Fuerza Ecuador obtuvieron un escaño cada uno, con Wilma Andrade y María Mercedes Cuesta, respectivamente.

En la categoría de parlamentarios andinos, recibieron las acreditaciones Hugo Quiroz, Mireya Cárdenas y Pamela Aguirre (PAIS); Fausto Cobo (CREO-SUMA); y Patricia Terán (PSC).

Juan Pablo Pozo, presidente del CNE, también entregó las acreditaciones a los asambleístas de PAIS, Esther Cuesta y Esteban Melo, que fueron electos por Europa, Asia y Oceanía. En cambio, por América Latina, Caribe y África fueron acreditados Mauricio Zambrano, de PAIS y Fernando Flores (CREO-SUMA).

Finalmente, por EE.UU. y Canadá, los dos legisladores electos Ximena Peña (PAIS) y Byron Suquilanda (CREO-SUMA), también recibieron el documento por parte del CNE. Los legisladores electos han dicho que entre sus premisas están: fortalecer el diálogo, revisar las leyes de la asamblea saliente y proponer nuevos proyectos.

En la ceremonia, Juan Pablo Pozo criticó las “mentiras” que se montaron durante el proceso de elecciones ciertos actores políticos. “Nunca presentaron una prueba”, dijo. Indicó que dudar de las elecciones no es poner en entre dicho el trabajo del CNE, sino de los cientos de ciudadanos que participaron en las pasadas elecciones.

“Son credenciales honestas, lo afirmo porque la ciudadanía lo sabe y conoce”, apuntó el titular del organismo electoral.