Xavier Martínez, gobernador de Azuay, sostuvo que las muertes en el centro de rehabilitación penitenciaria de Cuenca se podrían haber dado por una "pugna territorial o de poderes"; sin embargo, esta teoría tendrá que ser confirmada por la Fiscalía.

Créditos: Ecupunto.

Seis presos de la cárcel de Turi, en Cuenca, fueron hallados muertos dentro de sus celdas este jueves 20 de febrero. Los cuerpos se encontraron colgando de los soportes de sus camas. En lo que va de este año se registran 13 muertes violentas en las cárceles del país.

Dos de los reos fallecidos estaban en la sección de mínima seguridad, tres en mediana y uno en máxima. Ocurrió en los pabellones conocidos como Esperanza, Victoria y Renacimiento. La muerte de los privados de libertad se produjo un día después de que 12 internos del Turi fueran trasladados a la Cárcel Regional de Guayas.

Xavier Martínez, gobernador de Azuay, señaló que espera en los próximos días se pueda tener la determinación de quienes fueron los responsables. La Fiscalía y las autoridades competentes han realizado uso de las cámaras de videovigilancia de los pasillos de los pabellones en donde fueron encontrados los presos.

Martínez explicó que las penas que estaban cumpliendo las cinco de las seis personas eran entre 25 y 40 años; mientras que una cumplía una pena de seis años. “Ellos estaban ya durante mucho tiempo pagando sus condenas y, obviamente ya estamos activados con la Policía Nacional y con la Dirección Nacional de Inteligencia para realizar las respectivas investigaciones. 

El SNAI detalló además sus nombres y los delitos por los que estaban recluidos: 
 
– Carlos C., por violación y atentado al pudor
– Adilson L., por asesinato
– Darío M., por asesinato
– Estalin E., por robo
– Pedro N., por robo agravado
– Jorge T., por violación.

Escucha la entrevista aquí: