Compartir

En la sesión 453, la Asamblea Nacional posesionó este jueves a Carlos Baca Mancheno como fiscal general del Estado, para el período 2017-2023.

El telégrafo

En su discurso prometió una Fiscalía de puertas abiertas y lucha implacable contra la corrupción.  Antes de la posesión, el pleno conoció la renuncia del fiscal saliente Galo Chiriboga Zambrano. La dimisión fue aceptada con 96 votos afirmativos y 6 abstenciones.

En virtud de lo previsto en el artículo 48 del Reglamento de Concurso de Oposición y Méritos para la Selección y Designación de la Primera Autoridad de la Fiscalía General del Estado, el pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social notificó a la Legislatura de la designación de Baca Mancheno para dicho cargo. Dentro del proceso de selección, Baca Mancheno obtuvo una nota total de 94/100 puntos.

En la etapa de méritos obtuvo 50/50 puntos y en la prueba de oposición, 44/50. En el acto de posesión, las legisladoras Magali Orellana y María Cristina Reyes exhibieron una pancarta en la que pedían se haga pública “la lista de Odebrecht”.

La presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, pidió disculpas por el inconveniente y prosiguió con la toma de juramento del nuevo fiscal general.  Ya en la Fiscalía, Chiriboga Zambrano entregó a Baca Mancheno el despacho. Allí el recién posesionado fiscal general mantuvo su primera reunión con los fiscales.