Compartir

En NotiMundo a la Carta, la defensora del Pueblo (encargada) Gina Benavides, mencionó la importancia de sentar bases que permitan garantizar “la independencia y la autonomía” de la institución que, a su criterio, estuvo estancada durante seis años. Aseguró que durante ese periodo, las autoridades “fundamentaban una lógica gubernamental”, olvidaron la promoción y protección de los Derechos Humanos en el Ecuador.

El Telégrafo