El Gobierno interino boliviano anunció este viernes la ruptura de relaciones con el Ejecutivo de Nicolás Maduro, al denunciar que venezolanos vinculados con la embajada de ese país en La Paz estaban "atentando contra la seguridad interna" en Bolivia.

Durante el vuelco político anunciaron que expulsarán a los diplomáticos de Maduro en La Paz. Créditos: CNN

La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, declaró a los medios en La Paz que al haberse producido un cambio de gobierno en el país, el actual Ejecutivo será “consecuente con los principios democráticos” de respeto a los derechos humanos y la carta democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA). “Por supuesto que se va a romper relaciones con el gobierno de Maduro”, afirmó la diplomática.

“Nosotros reconocemos una Venezuela democrática, con mayor razón ahora que hemos constatado que venezolanos vinculados a la embajada de Venezuela han incurrido en actos reñidos con la ley y estaban atentando contra la seguridad interna de Bolivia”, agregó.

Longaric también anunció que, con base en las pruebas que le pasará el Ministerio de Gobierno sobre estos hechos, la Cancillería boliviana “le dará el plazo correspondiente a todo el personal de la embajada de Venezuela para que abandonen el país por haberse involucrado en asuntos internos del Estado”.

La ministra interina explicó que, con base en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, esta figura se da “cuando el Estado anfitrión o receptor encuentra que estos funcionarios diplomáticos han violado las normas de la diplomacia por diferentes motivos y se los declara personas no gratas”.

Evo Morales ha sido un aliado ideológico de Venezuela, nación con la que Bolivia mantiene lazos históricos y de cooperación, iniciados por el fallecido Hugo Chávez y que se mantienen con Maduro.

Fuente: CNN – Aliado estratégico FmMundo