El presidente, Jair Bolsonaro, firmó un decreto para el despliegue del Ejército, hasta el 24 de septiembre, para combatir y prevenir los incendios en la Amazonía; mientras tanto, algunos estados se han declarado en emergencia ambiental.

jair-bolsonaro-cocaina
Bolsonaro podría aceptar la ayuda del G7 - Crédito: Shutterstock

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ordenó el despliegue de las Fuerzas Armadas brasileñas para ayudar a combatir y prevenir incendios y los delitos ambientales del 24 de agosto al 24 de septiembre.

Bolsonaro, bajo una gran presión internacional, convocó un gabinete de crisis este jueves 22 de agosto, para tratar la crisis ambiental que han desatado los incendios en la Amazonía, que según ONG medioambientales han aumentado en un 84% este año respecto a 2018.

La acción ejecutiva para desplegar tropas solo está disponible cuando se han agotado las medidas tradicionales de seguridad pública, según las directrices del Ministerio de Defensa.

Dos estados en la Amazonía ya han declarado el estado de emergencia: Acre y Amazonas.

“Lo que tengamos a nuestro alcance lo haremos. El problema es el recurso”, dijo Bolsonaro, quien agregó que no tenía recursos para combatir los incendios forestales.

Bolsonaro se reunió el jueves con varios ministros a quienes ordenó adoptar “medidas necesarias para inspeccionar y combatir los brotes de incendios en la región legal de la Amazonía para su preservación y defensa de la selva amazónica, patrimonio nacional”, según detalló Agencia Brasil.

El presidente ordenó que todos los ministerios actúen de forma coordinada para que se investiguen los orígenes de los incendios, según el boletín oficial.

Fuente: CNN, aliado estratégico de FM Mundo