Compartir

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, prometió una transición "fluida" y dijo que mantendrá "muchas cosas" del gobierno del mandatario saliente Michel Temer, tras la primera reunión entre ambos desde la elección del candidato ultraderechista.

CNN en Español

Temer invitó por su lado a Bolsonaro a acompañarlo en viajes internacionales hasta el fin de su mandato, como la cumbre del G20 a fines de este mes en Buenos Aires, aunque no se sabe si éste aceptará, debido a que todavía se recupera de una puñalada que recibió durante la campaña electoral y deberá pasar por una nueva cirugía.

Ambos ofrecieron declaraciones conjuntas a la prensa en el Palacio de Planalto.

Temer, que asumió el poder en mayo de 2016 tras el impeachment de su exaliada de izquierda Dilma Rousseff, aseguró que la colaboración con Bolsonaro será “verdadera” y ofreció impulsar ante el Congreso proyectos que su sucesor considere prioritarios, antes del traspaso de funciones el 1 de enero.

Durante el encuentro se abordaron “varios asuntos”, entre ellos “la gobernabilidad”, indicó Bolsonaro, que tiene por delante el desafío de aprobar en el Congreso un ambicioso plan de reformas para recuperar la economía del gigante sudamericano.

Miembros del equipo de Bolsonaro manifestaron su deseo de que la legislatura saliente vote una parte de la reforma de las jubilaciones, a la que consideran esencial para equilibrar las cuentas públicas.

Bolsonaro destacó que podría haber otros encuentros con Temer. “Si fuera necesario volveremos a pedirle que nos reciba. Porque muchas cosas continuarán”, afirmó.

“Lo buscaré (a Temer) en otras oportunidades, para que juntos podamos hacer una transición en la que los proyectos de interés de nuestro Brasil continúen fluyendo dentro de la normalidad”, agregó a los periodistas.

Fuente: La Hora – Nota Original: LINK