Bomberos de la capital ecuatoriana, Quito, se trasladan hoy hasta las islas Galápagos para desarrollar tareas de apoyo ante la erupción del volcán Sierra Negra, que ha obligado a las autoridades a decretar la alerta naranja en el sector.

El Telégrafo

En su cuenta de Twitter, el Cuerpo de Bomberos informó del traslado de diez efectivos de esa institución, que permanecerán atentos “a los requerimientos de las autoridades competentes y de la comunidad”, señaló.

El Instituto Geofísico (IG) informó hoy de un descenso en las últimas horas en los niveles de la actividad del volcán Sierra Negra, situado en el sur de la Isla Isabela, la más grande y occidental del archipiélago ecuatoriano de Galápagos.

En un informe especial, el IG apuntó que el volcán inició una erupción a las 13:40 hora local (18:40 GMT) de ayer y “en las últimas horas se observa un descenso en los niveles de la actividad sísmica”.

Gracias a las fotografías y vídeos compartidos por personal del Parque Nacional Galápagos, el Instituto Geofísico apuntó que a nivel superficial se observan varias fisuras eruptivas en el flanco norte, desde las cuales los flujos de lava se dirigen hacia el mar entre bahía Elizabeth y Punta Morena.

También se pudo confirmar la presencia de una fisura al interior de la caldera que alimenta un flujo de lava en la misma, indicó y apuntó que “hasta el momento no hay flujos de lava que se dirigen hacia zonas agrícolas o habitadas”.

Adicionalmente, el IG informó de que se observó una nube de gas y ceniza a aproximadamente 10,5 kilómetros de altura sobre el nivel del mar dirigida hacia el Occidente y señaló que “hasta el momento no se ha reportado caída de ceniza en Puerto Villamil”.

El Sierra Negra ha presentado una importante actividad sísmica desde mediados de 2016 y con su actual erupción se sumó a la que se presentó hace algunos días en el volcán La Cumbre, de Isla Fernandina, vecina de Isabela, que emitió flujos de lava que llegaron hasta la orilla del mar.

Las Galápagos se ubican unos 1.000 kilómetros al oeste de las costas continentales de Ecuador y están formadas por trece islas que cuentan con varios edificios volcánicos, los más importantes en Isabela y Fernandina.