Compartir

Una delegación de 30 bomberos ecuatorianos retornó al país este miércoles, luego de ofrecer su ayuda solidaria en México en labores de rescate tras el terremoto del 19 de septiembre.

El Telégrafo

Martín Cucalón, jefe del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, recibió al Grupo Fuerza de Tarea en la Base Aérea Simón Bolívar. Allí fueron condecorados y se les entregó una placa de reconocimiento.

Mientras que los miembros del Grupo de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR) fueron recibidos, en Quito, por el acalde Mauricio Rodas, y Eber Arroyo, comandante del Cuerpo de Bomberos de la capital. En la ceremonia, Roberto Canseco, embajador de México en Ecuador, les agradeció por “el trabajo invaluable”, realizado en el país azteca.

Ayer, el canciller de México, Luis Videgaray, saludó a los rescatistas al terminar sus misiones y agradeció por la rápida respuesta, la asistencia con equipos y la ‘esperanza’ que llevaron al pueblo mexicano.

Además del grupo de bomberos, el gobierno de Ecuador envió 13 toneladas de asistencia humanitaria para los damnificados, compuesta fundamentalmente por alimentos no perecederos, colchones, sábanas, cobijas y productos de aseo.

El evento telúrico, de magnitud 7,1 en la escala de Richter, ocurrió a menos de dos semanas de un temblor de 8,2, el pasado 7 de septiembre y dejó hasta la fecha un saldo de 331 muertos.

Los 30 rescatistas fueron activados por la Secretaría de Gestión de Riesgos, el pasado miércoles 20 de septiembre. El equipo viajó el 21 de septiembre, en el avión C130 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana.

Fuente: El Telégrafo