Ocho meses han pasado desde que Hollywood vivió una de las noticias más impactantes del último tiempo: el divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt. Con el paso del tiempo el actor se encuentra más tranquilo, y por ello decidió hablar por primera vez sobre el tema durante una extensa entrevista con la revista GQ Style.

Shutterstock

Según reveló Pitt, recientemente comenzó con terapia y dejó de beber alcohol. “Estaba tomando mucho. Había comenzado a ser un problema. Estoy realmente feliz, llevo seis meses”, explicó.
“La verdad, es que podía beber como un ruso bajo la mesa con su propio vodka. Era un profesional. Era bueno”, agregó.