Compartir

Diez países que investigan los actos de corrupción de la empresa brasileña Odebrechet empezarían a tener información del Ministerio Público de Brasil desde junio del 2017, una vez que concluya el plazo de seis meses de mantener en reserva.

Así lo afirmó Rodrigo Janot, procurador General de Brasil a los fiscales y procuradores generales de 11 países, entre ellos Galo Chiriboga Zambrano, fiscal General de Ecuador, que asistieron a la cita que se realizó en Brasil, este jueves 16 de febrero de 2017.

 

Durante la cita, Galo Chiriboga insistió que es importante contar con una información que permita avanzar su investigación, que inició el 22 de diciembre del 2016, un día después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos publicara parte de la información.

 

Esta petición se convirtió en solicitud unánime de los fiscales de Argentina, Chile, Perú, Colombia, México, Panamá, Perú, Portugal, República Dominicana y Venezuela.

 

Janot dijo que el Ministerio Público de Brasil alcanzó un secreto judicial con Odebrechet, que le obliga a mantener en reserva la información de este escándalo de corrupción internacional hasta el 1 de junio de 2017. Insistió que está obligado a  cumplir con leyes internas y a respetar este acuerdo con la constructora brasileña, al que llegó luego de diez meses de negociaciones.

 

Explicó que se firmaron acuerdos con Odebrechet y Braskrem y de “colaboración con 78 personas relacionadas con esa empresa con la finalidad de ampliar sus investigaciones.

 

Independiente de este lapso de seis meses cada país puede acceder a información, toda vez que cada uno también pudiera lograr, producto de sus propias investigaciones y de posibles acuerdos directamente con Odebrechet, como otros países ya lo han hecho.

 

Ecuador buscará esta información por un posible acuerdo con Odebrechet, cuyos términos comenzaron a discutirse desde enero de 2017  en Perú y continuó en Washington y que actualmente con la intervención de la Procuraduría General se analiza el acuerdo para la plena colaboración con eficacia penal y civil de la misma.

 

En este sentido, la Fiscalía y Procuraduría ecuatorianas ya analizan con Odebrechet mecanismos de acceder a una colaboración sin perjudicar los intereses de Ecuador.

 

Como resultado de esta reunión en Brasil, se decidió reforzar la importancia de utilizar otros mecanismos de cooperación jurídica y el intercambio de información entre los países que investigan los actos ilícitos de la brasileña Odebrechet.

 

Al final del primer día de la reunión en Brasilia, los 11 fiscales y procuradores generales, incluido el de Ecuador, firmaron una declaración conjunta sobre la cooperación jurídica internacional contra la corrupción.

Uno de los principales acuerdos es la conformación de equipos multilaterales de investigación sobre el caso Odebrecht y que actuarán con autonomía.

 

El Acuerdo también contempla usar mecanismos de cooperación internacional como la realización de comunicaciones espontáneas. Además, los fiscales y procuradores acordaron exhortar a los ciudadanos de sus paísesa apoyar a sus instituciones en la lucha contra la corrupción.