Las ordenanzas y sanciones que establecen la obligatoriedad del uso de la mascarilla están vigentes en la mayoría de los cantones, a nivel nacional, a las que se han sumado algunas prohibiciones como realizar mítines políticos o disposiciones como solicitar antes autorización para efectuar alguna actividad política, en la que debe primar el distanciamiento social, y hasta aplicación de la justicia indígena donde tenga jurisdicción.

CNE
Créditos: CNE

Sanciones que podrían enfrentar también los candidatos, quienes ante las próximas elecciones ya están en precampaña electoral en el país, así como sus simpatizantes o acompañantes si no cumplen con el uso de la mascarilla. Al momento, varias organizaciones políticas ya han sido multadas por no adoptar las medidas de bioseguridad para evitar aglomeraciones.

Algunos alcaldes señalan que es difícil controlar el uso de la mascarilla porque, por ejemplo, a veces el candidato llega de improviso a realizar caravanas o caminatas.

En Guayaquil se mantiene vigente la ordenanza de su uso obligatorio en los bienes, espacios públicos y privados de concurrencia, así como en la transportación pública. La multa es del 20% del salario básico unificado ($ 80), dependiendo de la gravedad del incumplimiento o trabajo comunitario de 8 a 16 horas. En caso de reincidencia se sancionará con el doble de la multa ($ 160) y serán acumulables cada vez que infrinja la disposición.

Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia del Municipio de Guayaquil, señala que el uso de la mascarilla es una sanción de tipo individual, por lo que va dirigida a la persona. “Yo no puedo sancionar en la calle a un partido por el mal uso de la mascarilla, yo lo sanciono por el mitin que está prohibido, tendría que abrir un proceso a cada ciudadano por el no uso de la mascarilla”, señala.

Dice que al momento por concentraciones o aglomeraciones políticas se abrieron 13 expedientes a 8 partidos políticos, 2 de los cuales han sido reincidentes, el Partido Social Cristiano y el movimiento CREO. Dos partidos han pagado la multa, Centro Democrático y CREO, de $ 800 y el resto está en proceso.

A través de redes sociales fueron detectadas estas denuncias que fueron constatadas, pero la ciudadanía puede comunicar estas concentraciones al 911 o a las redes sociales o los teléfonos de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil.

Narváez expresa que ya se les ha comunicado a los representantes de los partidos políticos, primero que no es aún época de promoción electoral y, segundo, que están prohibidos los mítines y aglomeraciones en la vía pública. “El proselitismo político es un tema que tiene que intervenir directamente la autoridad rectora que es el Consejo Nacional Electoral, considera.

Señala que ellos entran en competencia en la campaña electoral, la publicidad electoral que se guinda, se pega o se anuncia. Al momento no tienen registrado ningún caso, solo una pintura en una pared que fue repintada.

El cantón Durán también mantiene vigente la ordenanza del uso de la mascarilla de manera obligatoria en la vía pública, así como el de solicitar una autorización para realizar actividades políticas, según indicó el alcalde Dalton Narváez (PSC).

Señala que las organizaciones políticas tienen la apertura, pero antes de cualquier actividad deben solicitar una aprobación de los protocolos de seguridad y los planes de contingencia, de lo contrario se da por terminado el evento, se establecen sanciones al partido o movimiento e incluso si es una sede política al propietario de ese lugar.

La autoridad dice que se han dado sanciones por proselitismo político a una central del partido Uno y al movimiento CREO por realizar una caravana sin autorización.

Según el alcalde, en el caso de que en estas actividades políticas existan personas que no porten mascarilla la sanción va para ellos no para el partido e hizo un exhorto a la Policía, Fuerzas Armadas y la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) para que colaboren para que se haga cumplir la ordenanza.

Según la ordenanza, se prohíbe la circulación en espacios públicos sin mascarillas o, en su defecto, sin bufandas gruesas que cubran de manera efectiva la boca y la nariz.

Las sanciones establecen la aplicación de ocho horas de trabajo comunitario la primera vez, en caso de reincidencia pagará una multa equivalente a 100 dólares y una remuneración básica del trabajador en general (RBU) en caso de cometer la infracción por tercera vez. Si la persona es hallada por una cuarta ocasión en un espacio público infringiendo la ordenanza será puesta a conocimiento de un juez. Si justifica que no tiene recursos para el pago de la multa realizará 120 horas de trabajo comunitario.

El alcalde de Milagro, Francisco Asán (PSC), dice que a través de las autoridades de control como Policía, Comisión de Tránsito, Cuerpo de Bomberos y Justicia y Vigilancia están haciendo los operativos para exigir que se cumplan disposiciones como el uso de las mascarillas y la prohibición de concentraciones.

Pero añade que no es tan fácil realizar los controles porque llegan de improviso. “Ya han venido tres candidatos que han realizado caminatas y hemos tenido que tratar en lo posible de efectuar el control, pero no es tan fácil porque por ejemplo viene un candidato con 300 personas caminando por el centro de la ciudad, que es donde buscan porque hay mayor afluencia de ciudadanos, y es complicado poder controlarlos porque llegan de improviso, ni siquiera anuncian”, dice.

Dice que no hay una ordenanza para sancionar a quien no porte mascarilla, pero sí hay sanciones en los locales comerciales con la clausura para que el propietario haga cumplir las obligaciones y especificaciones biosanitarias.

Desde el pasado 16 de noviembre en el cantón Chone, en Manabí, no están permitidos los mítines, según publica el GAD municipal en su página de Facebook.

En otra publicación recuerda que se deben cumplir las medidas dispuestas por el COE nacional y añade que las actividades de campaña electoral (sean) con distanciamiento y bioseguridad.

Nota Original: El Universo – LINK