Compartir

Carlos Baca cumple este martes, 13 de marzo del 2018, 307 días al frente de la Fiscalía General.

Twitter Fiscalía

El funcionario fue elegido para un período de cinco años, pero ahora se enfrenta a una potencial destitución en la Asamblea, debido al audio filtrado hace dos semanas. En mayo del 2017, Baca llegó a la institución con el compromiso de enjuiciar a los “corruptos, pese a quien le pese”.

10 meses después, el balance es de dos altos exfuncionarios procesados: el exvicepresidente Jorge Glas, detenido desde octubre, y el excontralor prófugo Carlos Pólit; ambos investigados por la trama de corrupción de Odebrecht.

Este caso ya tenía avances cuando él llegó a la institución: Alecksey Mosquera, exministro de Energía, había sido capturado un mes antes, y la Policía ya rastreaba a otros sospechosos como Ricardo Rivera, tío de Glas; Carlos Villamarín, exfuncionario de Senagua; y a tres empresarios. Desde entonces, Baca ha logrado una sentencia por estos hechos; la de asociación ilícita, en la que está involucrado el exvicepresidente.

Hay otros procesos activos por concusión, lavado de activos, captación ilegal de dinero y otra docena de expedientes en investigación reservada. ¿Qué más se ha hecho desde el despacho de la Fiscalía General? El viernes, 9 de marzo, durante su comparecencia en el Legislativo, Baca usó los minutos finales para hablar del trabajo institucional.

En una presentación de 52 páginas, las seis últimas se refieren a este punto. Dos ejes han concentrado la atención del funcionario: el fortalecimiento de la Fiscalía y la lucha contra la corrupción. Por ejemplo, se capacitó a 3 030 fiscales, se evaluó a otros 2 648 funcionarios y se contrató a 28 nuevos investigadores y a 115 empleados de apoyo (entre secretarios y asistentes).

Fuente: El Comercio