Compartir

La política catalana ha estado marcada este año por un continuo flujo de acontecimientos por parte del gobierno de Mariano Rajoy y el grupo separatista. Una orden de arresto pesa en contra de Carles Piugdemont por delitos que suman hasta 30 años de prisión. Manojo de contradicciones y en una posición personal muy difícil, Puigdemont quiere el fin de la intervención del gobierno español en la Autonomía catalana, activada tras la declaración de independencia ilegal y la fuga de Puigdemont a Bélgica.

Notimundo