Compartir

Cerca de 1.500 galones de fuel oil fueron los que se vertieron la mañana del jueves 11 de octubre en el estero Salado, tras un derrame registrado en la Central Termoeléctrica Gonzalo Zevallos, ubicada en la zona del Salitral, en el sur de Guayaquil. Así lo confirmó en un comunicado la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec EP).

El Telégrafo

El organismo explicó que el percance ocurrió en momentos que se abastecía de combustible a la Central. El líquido avanzó por los canales de aguas lluvias hasta llegar al drenaje que desemboca al estero.

Según Celec, este suceso se presentó posterior al despacho realizado por Petroecuador EP. Las autoridades de la Corporación solicitarán a la Fiscalía que inicie una investigación, de oficio, para esclarecer lo sucedido y determinar posibles responsabilidades, además de la auditoría interna que la Gerencia General está disponiendo al respecto.

Gerardo Uquillas, gerente de Celec, dijo que el percance pudo tratarse de una negligencia o un hecho premeditado. “Encontramos abierta una válvula que conecta un compartimiento y tiene como obejtivo desalojar las aguas lluvias y llevarlas al canal.

Pero no cuando hay un derrame de combustible”. El percance contaminó cerca de 2 kilómetros, desde el sector de El Salitral hasta la ciudadela Puerto Azul, en la vía a la costa. Aquí, moradores subieron a las redes sociales vídeos en los que se aprecia el agua con la mancha negra, así como algunas especies animales manchadas por el combustible.

De inmediato se activó el plan de contingencia, en el que se definieron tres puntos de contención: uno en el canal de descarga de agua de circulación, otro en el puente antes de llegar al sector Tres Bocas y el tercero en Puerto Azul.

La Unidad de Negocio de Celec EP Electroguayas utilizó barras absorbentes, barras de contención, dispensador biodegradable, skimmer, vacuum, para contener la mancha.

Además hubo 40 servidores de la planta y 48 personas contratadas para este fin específico, quienes trabajaron de manera continua. A las 13:00 del jueves se cumplió con la primera fase del Plan de Contingencia, logrando detener la mancha de combustible. Esto se hizo gracias a la instalación de 9 barreras y otras medidas, explicó Celec.

Fuente: El Telégrafo – Nota original: LINK