Compartir

Céline Dion se despidió de su fallecido marido René Angélil, con una ceremonia de homenaje en Las Vegas de más de tres horas de duración, en el que pronunció un conmovedor discurso.

“René jamás odió a nadie o tuvo una mala opinión de nadie”, aseguró la canadiense de 47 años, durante un homenaje que se llevó a cabo la noche del miércoles. “El tiempo era muy valioso para él. Amaba tanto la vida, la amaba tanto”, señaló en el marco del acto en el Hotel Caesar’s Palace. Dion subió al escenario con un vestido negro con los hombros al descubierto y acabó su discurso, de unos 20 minutos, con la voz quebrada: “René, te quiero tanto. Merci. Buenas noches”.