El trabajo para la reactivación productiva de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril, no se detiene. Hoy, la Corporación Financiera Nacional (CFN) firmó dos convenios crediticios por 1.2 millones de dólares, con las empresas camaroneras de Pedernales: Corporación Aray BioAray y Juan Tituano Zambrano.

Después de 10 meses, el país recibe una segunda alerta de suspensión a empresas exportadoras de camarón hacia China. Crédito: El Ciudadano.

El crédito que se entregará a Corporación Aray BioAray se utilizará para la compra de activos fijos y capital de trabajo, debido a que luego del desastre natural la camaronera, ubicada en la parroquia Cojimíes, sufrió daños en su infraestructura y sistemas de bombeo, provocando la pérdida de cientos de miles de libras de camarón.

Además del crédito, que tiene como plazo siete años, incluido un año de gracia y con un interés anual del 7,5%, la CFN refinanció una deuda por 1,9 millones de dólares que tenía la Corporación Aray BioAray.

Con este tipo de apoyo e incentivos financieros se evidencia la reactivación productiva, ya que se genera 55 empleos directos y 20 indirectos. Además de 140 nuevas plazas de trabajo para los obreros que laboran en la reconstrucción de la planta camaronera.

Otro de los negocios del cantón Pedernales que se benefició con una línea de crédito por  200.000 dólares fue el de Juan Tituano Zambrano, quien busca ampliar su negocio con la preparación y conservación de camarón y langostino congelado.

La presidenta de la CFN, María Soledad Barrera, destacó los trabajos ejecutados y la acción oportuna en el otorgamiento de créditos, permitiendo que centenares de empleos directos e indirectos se mantengan en las zonas más afectadas por el terremoto.

También resaltó el plan contingente que implementó la CFN para ayudar a los empresarios afectados, que consiste en una mejora de tiempos de entrega de crédito, la reducción de requisitos y la disposición inmediata de entrega de servicios no financieros, totalmente gratuitos, los que están encaminados a guiar a los empresarios y emprendedores del sector para el desarrollo de sus proyectos.

CFN informó que se han realizado 807 operaciones crediticias en las dos provincias más afectadas por el terremoto. Entre los beneficios a los clientes de la empresa está el establecimiento de un periodo de moratoria por seis meses para el pago de interés y capital.

Luego de este periodo, las cuotas de interés se cancelarán en un periodo de hasta dos años y las de capital, en 10 años. Los casos suman 147 millones de dólares y se beneficiarán, además, de una rebaja de sus tasas al 7,5% de interés anual. Se suspenden los procesos de coactivas, embargos y remate en las dos provincias.