Compartir

500 centros de votación fueron habilitados por ente electoral para el simulacro de los comicios del 20 de mayo, en los que Maduro aspira a la reelección. La oposición no participó en el acto ni participará en las elecciones, que considera una farsa.

Efe

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y su esposa, Cilia Flores, participaron en el ensayo de las elecciones del próximo 20 de mayo, en las que el actual mandatario aspira a la reelección. Maduro hizo un llamado a sus seguidores a acudir a las urnas.

“Que nadie se confíe y crea que ya ganamos. Claro que tenemos la fuerza para ganar y vamos a ganar, pero tenemos que afinar nuestra maquinaria para garantizar los votos”, aseguró desde un puesto de votación de Caracas.

El simulacro fue organizado por el Consejo Nacional Electoral, por lo que estaban invitados a participar todos los votantes habilitados en la contienda, pero el ejercicio fue promovido casi de forma exclusiva por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), por lo que solo sus simpatizantes participaron.

En todo el país se habilitaron 500 centros de votación, que según el ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino López, fueron custodiados por 22.000 militares.

Maduro agregó que el sistema electoral de Venezuela es transparente y acusó a Estados Unidos de liderar una conspiración de ultraderecha a nivel internacional para, según él, terminar con el llamado socialismo del Siglo XXI y apoderarse del petróleo de su país.