14 millones de chilenos están llamados a las urnas este domingo para votar en un plebiscito si quieren o no redactar una nueva Constitución que sustituya a la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Créditos: El Universo

Este sábado se conoció que Chile superó el medio millón de contagios de COVID-19, un día antes del plebiscito constitucional en el que se definirá si el país continúa con la carta magna actual o hace una nueva.

“Tenemos que actuar con mucha responsabilidad en este plebiscito”, señaló en rueda de prensa la subsecretaria de Salud, Paula Daza, al entregar el informe de las últimas 24 horas sobre el avance de la pandemia de coronavirus, en el que se reportaron 1.631 nuevos casos y 48 fallecidos.

 Así, el total alcanzó los 500.542 positivos y 13.892 decesos desde que 3 de marzo se detectó el primer caso.

La situación se ha mantenido en los últimos meses con una tendencia estable y sin grandes altibajos, aunque los brotes surgen ocasionalmente en diferentes zonas de Chile, actualmente en la parte sur y austral.

En ese marco, 14 millones de chilenos están llamados a las urnas este domingo para votar en un plebiscito si quieren o no redactar una nueva Constitución que sustituya a la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y foco de las críticas durante más de un año de protestas sociales.

Para tratar de hacer seguros estos comicios, el país adaptó a la realidad de la pandemia del coronavirus los lugares de votación, que a partir de las 08:00 de mañana comenzarán a recibir a los electores.

Por ese motivo se desinfectaron las aulas de los colegios que serán locales electorales, las mesas, las sillas, y todo el mobiliario. El tiempo de votación se alargó por 12 horas para dar mayor espacio horario de votación y evitar aglomeraciones.

En el estadio Nacional, en Santiago, el mayor centro de votación del país, equipos de desinfección rociaron las instalaciones con nanopartículas de cobre.

“Se está sanitizando este, el local de votación más grande del país, para asegurarle a las personas que mañana pueden concurrir sin temor a contagiarse”, indicó en el estadio el ministro de Minería, Baldo Prokurica.

Cada mesa de votación dispondrá de alcohol desinfectante y los vocales portarán mascarilla, guantes y protector facial, para recibir los votos de los electores, que deberán entrar solos en el colegio, llevar su propio bolígrafo azul de casa y solo podrán quitarse la mascarilla por unos segundos frente a los vocales para certificar su identidad.

Chile se encuentra bajo estado de excepción por catástrofe y toque de queda nocturno, con las fronteras cerradas, así como las escuelas.

Fuente: El Universo – Nota Original: LINK